Yeclatalks: El perfecto influencer del vino está por descubrir

La segunda charla digital con la profesión recayó sobre el poder de los influencers y comunicadores del vino. ¿Es una gran oportunidad aliarse con ellos para una zona en boga como Yecla?

Es evidente que los nuevos influencers son marcas personales en muchos áreas como la gastronomía, los viajes o la belleza, ¿pero en el vino tienen tanta influencia? Con tres referentes de la comunicación de vinos pudimos el pasado día 30 de septiembre hacer un retrato robot de este tipo de personas-marcas que se manejan especialmente en el ecosistema digital. Nuestra yeclatalk cuestionaba si el vino es un campo más difícil que otros al ser tan experiencial donde precisamente una marca necesita más recomendación y de criterios expertos más que pongamos el caso, de un viaje.

Victoria Diez de la Vega, directora de comunicación especializada en vinos y gastronomía en su agencia V10 Comunicación, lleva más de 25 años tratando con todo tipo de expertos, críticos y los nuevos influencers. Para ella la repercusión que puede tener un critico en un medio generalista o una revista impresa o digital sigue siendo muy relevante ya que el comprador de vinos suele ser lector asiduo de estos medios. Considera que las redes sociales son muy aptas para nuevas marcas que pueden permitirse el lujo de contar las cosas con más creatividad, aunque la historia de un viñedo de mas de 80 años como modelo de vino de calidad suele ser imbatible como historia, más aún si se puede ampliar con elementos de alto impacto como la música o la cultura. En este caso, la inmediatez prima y hay que ser muy original, algo incomparable con el histórico que ofrecen las publicaciones generalistas. Victoria también expuso la necesidad que tiene el comprador de vinos de confiar en un líder de opinión hoy en día ya que asociar una marca a un influencer puede suponer vender de un plumazo un buen stock de botellas en pocas horas. Además reivindicó la necesidad de que las bodegas cuenten con un presupuesto para comunicación, lo mismo que lo tienen para sus inversiones industriales.

Gloria Vallès como directora del magazine www.winestyletravel.com con 20.000 seguidores y asesora de marcas de lifestyle defendió la obligación del influencer de conocer todas las herramientas del ecosistema digital. Los algoritmos mandan y hay que seguirlos, por eso cree que las bodegas deben contar con buenos expertos en posicionamiento y medición de datos. Admitió que el mundo del vino hereda una mala imagen de país productor con clichés de bajo precio, por lo que el comunicador debe hacer un doble esfuerzo de venta. Gloria cree firmemente en contar con una estrategia como influencer a largo plazo, saber a quién se dirige y con qué medios, además de rentabilizar todas acciones porque es un trampolín que aporta doble valor a las marcas.

Zoltan Nagy como representante influencer, sumiller y creador de experiencias alrededor del vino, estuvo de acuerdo en la necesidad de que las bodegas tengan un equipo profesional de comunicadores y creadores de contenido, que puede llegar a ser de 360 grados, en formato, cenas, eventos o videos. Se autodefine como “vendedor de felicidad a través del vino”, por eso es capaz de multiplicarse y escribir el libro “Reinas de Copas” sobre las biografías de las mujeres del vino o actuar de guía de enoturismo emocional para extranjeros gracias a sus 5 idiomas. Para Zoltan lo más importante es crear una asociación de confianza entre el comunicador y la marca que permita expandir sinergias en otros campos como los viajes, el lujo o la cocina. “No es de recibo que el 90% de las bodegas comuniquen lo mismo en redes sociales, tienen que empezar a confiar en los expertos de esta nueva manera de crear contenidos e historias

Si te la perdiste o quieres volver a verla, la tienes disponible pinchando aquí en nuestro canal de Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.